Presbicia o vista cansada

¿Qué es la presbicia?

La presbicia es la pérdida gradual de la capacidad de los ojos para enfocar objetos cercanos. Es una parte natural y a veces molesta del envejecimiento. Por lo general, la presbicia empieza a notarse entre los 40 y 45 años y continúa empeorando hasta alrededor de los 65 años.

Es posible que te des cuenta de que tienes presbicia cuando comiences a sostener libros y periódicos a un brazo de distancia para poder leerlos. La presbicia puede confirmarse mediante un examen ocular básico. El trastorno puede corregirse con anteojos o lentes de contacto. También podrías considerar una cirugía.

SÍNTOMAS

La presbicia se manifiesta de forma gradual. Es posible que después de los 40 años notes los siguientes signos y síntomas por primera vez:

  • Una tendencia a sostener el material de lectura más lejos para ver las letras con mayor claridad

  • Visión borrosa a una distancia de lectura normal

  • Cansancio ocular o dolores de cabeza después de leer o realizar trabajos minuciosos

    Es posible que notes que estos síntomas empeoran si estás cansado o te encuentras en un lugar con poca iluminación.

    Cuándo consultar al médico

    Consulta con un oftalmólogo si la visión de cerca borrosa te impide leer, realizar trabajos minuciosos o disfrutar de otras actividades normales. El oftalmólogo podrá determinar si tienes presbicia y asesorarte acerca de tus opciones.

    Busca atención médica inmediata si sucede lo siguiente:

  • Tienes pérdida repentina de la visión de un ojo con o sin dolor ocular

  • Experimentas visión difusa o borrosa de forma repentina

  • Ves destellos de luz, puntos negros o halos alrededor de las luces

  • Tienes visión doble
  • CAUSAS

    Para formar una imagen, el ojo depende de la córnea y el cristalino para enfocar la luz que reflejan los objetos. Mientras más cerca esté el objeto, más se flexiona el cristalino.

  • La córnea es la superficie transparente y semiesférica de la parte anterior del ojo.

  • El cristalino es una estructura transparente cuya forma y tamaño son similares a los de un confite M&M.

  • Ambas estructuras desvían (refractan) la luz que ingresa en el ojo para enfocar la imagen en la retina, ubicada en la parte interna de la pared posterior del ojo.

    El cristalino, a diferencia de la córnea, es ligeramente flexible y puede cambiar de forma con la ayuda de un músculo circular que lo rodea. Cuando miras algo a la distancia, el músculo circular se relaja. Cuando miras algo que está cerca, el músculo se contrae, lo que permite que el cristalino, que es relativamente elástico, se curve y cambie su capacidad de enfoque.

    La presbicia es causada por un endurecimiento del cristalino del ojo, que sucede con el envejecimiento. A medida que el cristalino se vuelve menos flexible, ya no puede cambiar de forma para enfocar imágenes cercanas. Por consecuencia, estas imágenes se ven fuera de foco.

  • Factores de riesgo

    Ciertos factores pueden hacerte más propenso a padecer presbicia, entre ellos:


  • Edad. La edad es el mayor factor de riesgo para la presbicia. Casi todas las personas experimentan algún grado de presbicia después de los 40 años.

  • Otras enfermedades. Tener hipermetropía o determinadas enfermedades, como diabetes, esclerosis múltiple o enfermedades cardiovasculares, puede aumentar el riesgo de presbicia prematura, que es la presbicia en personas menores de 40 años.

  • Medicamentos. Algunos medicamentos están asociados con síntomas de presbicia prematura, entre ellos, los antidepresivos, antihistamínicos y diuréticos.

    Afecta a más del 90%
    de los mayores de 45 años

    Corregible con 3 opciones: gafas, lentillas o cirugía

  • Tratamientos

    Aunque la presbicia no se cura, hay varios métodos que, al igual que con otros defectos refractivos (hipermetropía, miopía, astigmatismo), ayudan a paliar la dificultad de enfoque.
    Corrección óptica

    Las gafas son el método más habitual, pudiendo utilizarse diferentes tipos de cristales según las necesidades visuales de cada paciente. Es habitual que, entre los 40 y 60 años de edad, normalmente, se requiera el cambio habitual de graduación debido a la evolución de la vista cansada.

    Tipos de gafas

    Monofocales: solo pretenden mejorar la visión de cerca y suelen utilizarse inicialmente para realizar tareas puntuales de precisión, como leer o coser.
    Bifocales: combinan la visión de lejos (zona superior de la lente) y de cerca (zona inferior).
    Ocupacionales: en este caso, la parte de arriba del cristal sirve para la visión a distancias intermedias y la parte de abajo para distancias próximas. Están especialmente indicadas para personas que pasan muchas horas delante del ordenador.
    Progresivas: cambian progresivamente la graduación para corregir tanto la visión cercana, como intermedia y lejana.

    Como alternativa, también pueden utilizarse lentes de contacto, que deben adaptarse de forma individualizada en cada paciente.
    Corrección quirúrgica

    En la actualidad, el avance en cirugía refractiva permite corregir la presbicia para reducir la dependencia de gafas o lentillas en muchos pacientes.

    Estos son las principales técnicas que se utilizan:

    Cirugía láser: consiste en moldear la córnea para modificar su asfericidad (curvatura) y aumentar la profundidad de foco, compensando así la pérdida de acomodación del cristalino.
    Implante de lentes intracorneales: no tienen poder óptico (es decir, no modifican las dioptrías) pero, igual que el láser, combaten la dificultad para enfocar en la visión cercana incidiendo en la curvatura corneal. Estas lentes se colocan centradas en la córnea y pueden extraerse con facilidad sin alterar las estructuras oculares, por lo que se trata de un procedimiento reversible.
    Implante de lentes intraoculares: consiste en sustituir el cristalino por una lente pseudofáquica (ya sea monofocal o multifocal) que, a partir de cierta edad, cumple su función de manera más efectiva. Es el mismo procedimiento que se utiliza en la cirugía de catarata.

    Compromiso, Pasión y Calidad.

    En DR. ORTUÑO sus profesionales tienen amplio conocimiento y experiencia en las técnicas quirúrgicas más modernas, incluidas facoemulsificación, plastias oculares, laser Excimer, Yag y Argón así como tratamientos y procedimientos en campos diversos de la oftalmología. También cuenta con un grupo de optómetras especialistas en adaptación de lentes de contacto, ortóptica y exámenes de diagnóstico ocular.

    Un grupo de profesionales especializados en las diferentes áreas de la optometría y oftalmología le brindarán el mejor servicio.

    Procedimientos con los más altos estándares de calidad le brindarán la garantía que su salud visual requiere.

    Cuidamos sus ojos, por eso tenemos un completo programa preventivo que mantiene sus salud visual.

    Conoce un poco de nuestros contenidos Gratis para ti

    Política de cookies

    ICM ® la mejor tecnología para el diagnóstico y tratamiento de la hidrocefalia

    Segunda Opinión Online en Cardiología, en bmo

    barnaclínic y Barcelona Medical Destination en Kuwait Medical Tourism

    Tratamiento de la atrofia vulvo vaginal con ácido hialurónico

    Segunda Opinión digital en Enfermedades Autoinmunes, ahora en bmo

    Nuevo endoscopio digital SpyGlass, mejor diagnóstico y tratamiento biliopancreático

    Dra. Marta Sitges: “Es importante encontrar el mejor tratamiento para cada paciente”

    El Dr. García-Madrid, pionero en el tratamiento mínimamente invasivo de varices con VenaSeal

    Si tienes alguna duda o quieres solicitar una cita

    Siempre encantados de atenderte

    Teléfono

    965 301297

    Puedes visitarme en:

    ORIHUELA (ALICANTE)
    C/ OBISPO ROCAMORA, 6

    Email

    vortuno@telefonica.net

    Horario

    M-F: 8am – 5pm
    S-S: 9am – 4pm