Glaucoma en el Ojo

GLAUCOMA, LA CEGUERA SILENCIOSA

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida de visión como consecuencia de un daño en el nervio óptico secundario, provocada generalmente, por un aumento de la presión intraocular (PIO).

Este problema ocular resulta muy difícil de detectar hasta que se encuentra en una fase avanzada, ya que no suele presentar síntomas. Los mecanismos causantes de esta enfermedad no son muy conocidos, aunque todo apunta a que puede deberse a una elevación de la tensión o presión intraocular, por lo que los tratamientos encaminados a reducir la presión son muy eficaces para prevenir la pérdida de visión. Es importante tener en cuenta que los daños ocasionados por esta patología son irreversibles, por eso es fundamental la prevención.

SÍNTOMAS

El glaucoma, en la gran mayoría de los casos, es una enfermedad asintomática hasta fases avanzadas por eso se la conoce como “ceguera silenciosa”. El carácter asintomático de esta dolencia, que es la segunda causa de ceguera en los países industrializados después de la diabetes, convierte el diagnóstico precoz en fundamental. Por eso es muy importante que las personas con perfiles de riesgo, como los pacientes con antecedentes familiares, los diabéticos, las personas con miopía elevada o los mayores de 50 años se sometan a revisiones oftalmológicas periódicas.

Las formas más comunes de glaucoma no suelen presentar síntomas, ya que la pérdida de visión se produce de forma muy lenta y suele afectar primero a la visión periférica (lateral). En las variedades menos frecuentes de glaucoma los síntomas pueden llegar a ser severos e incluyen:

  • Visión borrosa

  • Dolor de ojos y dolor de cabeza

  • Náuseas y vómitos

  • Aparición de halos alrededor de las luces brillantes

  • Pérdida repentina de la visión

    La ausencia de síntomas previos asociados en los pacientes de glaucoma lleva a que los especialistas recomienden revisiones periódicas con mediciones de la presión intraocular, en especial entre los pacientes que se encuentren en grupos de riesgo. La pérdida de visión provocada por el glaucoma es irreversible en la mayor parte de los casos, pero si la enfermedad se detecta a tiempo y se siguen las pautas del especialista se puede llegar a frenar esa pérdida visual.

  • EL TRATAMIENTO

    Existen diferentes tipos de glaucoma y el tratamiento que prescriba el especialista dependerá de las características concretas de la dolencia y del paciente que la sufra. El factor común en todos los tipos de glaucoma es el daño que se produce en el nervio óptico secundario, que suele estar relacionado con una presión intraocular elevada. Por eso, la gran mayoría de los tratamientos están dirigidos a controlar este factor. En todo caso, debemos tener en cuenta que el daño que produce el glaucoma es irreversible y todos los tratamientos se orientarán a frenar su progresión, ralentizando el deterioro progresivo del nervio óptico y la pérdida del campo visual.

    Los principales tratamientos para el glaucoma son:

    Fármacos en forma de colirio

    Cirugía láser

    Cirugía tradicional

    Más información
    sobre el tratamiento del Glaucoma

    El tratamiento del glaucoma indicado por el especialista dependerá del tipo de glaucoma que sufra el paciente, de en qué momento se le haya diagnosticado la enfermedad y de cómo haya evolucionado y de sus características concretas.

    Debemos tener en cuenta que, en general, el glaucoma se caracteriza por ocasionar un deterioro en el nervio óptico secundario (el nervio que lleva las imágenes, que han sido convertidas en impulsos eléctricos en la retina, hasta el cerebro). El daño en el nervio óptico se suele manifestar con una pérdida de la visión lateral o periférica, generando lo que se denomina “visión de túnel”. Este deterioro del nervio óptico secundario suele estar provocado porque la presión intraocular del paciente se encuentra por encima de los límites considerados normales (por encima de los 21 milímetros de mercurio). Por esta razón, la mayor parte de los tratamientos para el glaucoma aplicados por los especialistas están orientados a controlar la presión intraocular (PIO) y evitar que el nervio óptico siga deteriorándose y, de esta forma, frenar el progreso de la enfermedad. El daño provocado por el glaucoma suele ser irreversible, por eso resulta muy importante diagnosticarlo a tiempo para intentar frenar su evolución y ralentizar el deterioro del nervio óptico que genera la pérdida del campo visual.

    La operación no suele ser la primera opción de tratamiento elegida por los especialistas para abordar los casos de glaucoma a no ser que el daño en el nervio óptico sea considerable cuando se realiza el diagnóstico. En un primer momento, el oftalmólogo suele tratar de disminuir la presión intraocular recurriendo a los fármacos en forma de colirio. Existen multitud de medicamentos disponibles para tratar el glaucoma y, en caso de que la primera elección no funcione, el médico puede modificar, tanto la dosis como el fármaco empleado.

    Cuando el tratamiento con medicamentos no resulta efectivo, los médicos pueden recurrir a tratamientos quirúrgicos. La mayor parte de las operaciones para tratar el glaucoma están orientadas, bien a frenar la producción de humor acuoso, o bien a mejorar el drenaje de ese humor acuoso:

  • La operación de glaucoma mediante láser se utiliza para agrandar el conducto de drenaje ayudando a que el humor acuso salga del ojo. Las técnicas más comunes son la Trabeculoplastia con Láser Argón y la Esclerectomía Filtrante con Láser Holmium.

  • La operación mediante cirugía convencional (trabeculectomía) consiste en crear una nueva vía de drenaje para que el humor acuoso salga del ojo y disminuir la presión intraocular.

  • Compromiso, Pasión y Calidad.

    En DR. ORTUÑO sus profesionales tienen amplio conocimiento y experiencia en las técnicas quirúrgicas más modernas, incluidas facoemulsificación, plastias oculares, laser Excimer, Yag y Argón así como tratamientos y procedimientos en campos diversos de la oftalmología. También cuenta con un grupo de optómetras especialistas en adaptación de lentes de contacto, ortóptica y exámenes de diagnóstico ocular.

    Un grupo de profesionales especializados en las diferentes áreas de la optometría y oftalmología le brindarán el mejor servicio.

    Procedimientos con los más altos estándares de calidad le brindarán la garantía que su salud visual requiere.

    Cuidamos sus ojos, por eso tenemos un completo programa preventivo que mantiene sus salud visual.

    Conoce un poco de nuestros contenidos Gratis para ti

    ¿Qué es el daltonismo?

    Alimentación para una visión perfecta

    Si tienes alguna duda o quieres solicitar una cita

    Siempre encantados de atenderte

    Teléfono

    965 301297

    Puedes visitarme en:

    ORIHUELA (ALICANTE)
    C/ OBISPO ROCAMORA, 6

    Email

    vortuno@telefonica.net

    Horario

    M-F: 8am – 5pm
    S-S: 9am – 4pm